LAS SEGUNDAS OPORTUNIDADES

Una llamada que vuelve a ponerte en contacto con un enlace profesional. El encuentro fortuito con antiguos compañeros de trabajos pasados y el retorno a esas relaciones laborales. La búsqueda fructuosa por portales de empleo en internet justo en el preciso momento en el que aparece un nuevo anuncio buscando tu perfil.

Inserciones laborales que atienden tanto a estar en el momento preciso en el lugar adecuado como a una búsqueda del trabajo de tus sueños que con tanto ahínco estás buscando. En este caso se trata de vuelta al trabajo por parte de factores externos, pero en muchos casos también se produce debido a la presencia activa en portales autonómicos y estatales que ofrecen una segunda oportunidad (y más) a profesionales de diferentes ramas.

El SEPE, el Servicio Público de Empleo Estatal, ofrece diferentes programas para trabajadores con diferentes perfiles que ya han finalizado su protección por desempleo o que debido al tiempo trascurrido de empleo no han llegado a celebrar esta actividad.

Las variantes son diversas dependiendo de tu situación actual: trabajador de un año o menos, afectado por ERE, situación de maternidad y paternidad, víctima de violencia, emigrante retornado, incapacidad temporal, etc. Incluso si eres trabajador por tu cuenta también puedes optar a ellas.

54

¿EMPRENDER DESDE CERO?

Si eres un trabajador que trabaja por cuenta propia y de repente ha visto truncado su futuro más inmediato, no desesperes. Quizás esa oportunidad no salió como pensabas, pero en el camino vas a encontrarte muchas otras puertas abiertas desde las que crecer como profesional y convertir de tu trabajo tu pasión.

Esto ocurre con las sociedades urgentes, tan de moda últimamente. Un tipo de sociedades comerciales que ofrecen una segunda oportunidad tanto a empresarios acuciados por deudas de negocios anteriores pasados por agua, como a nuevos empresarios que ven la oportunidad de iniciar carrera en solitario. Encontrarás más información en ventadesociedades.info.

En esta compra y venta de este tipo de segundas empresas, el emprendedor parte de un menor riesgo que creando una empresa desde cero, ya que en un inicio tendrá mayor facilidad para poner en marcha su negocio. Estas sociedades ya cuentan con base legal amparada por la ley y por todos los organismos nacionales y pueden activarse a los pocos días de su reutilización.

Sólo hay que saber buscar para encontrar el tipo de empresa que se busca, qué ofrece y qué partido puede sacarse con ella. Actuar con cabeza y conocimiento siempre evitará resbalones en el terreno empresarial.

Leave a Reply