DENOMINACIONES SOCIALES

Tener negocio propio es quizás el sueño más recurrente que una persona con espíritu de superación pueda tener, muchos desean con fervor dejar de marcar un horario o depender de un jefe. Sin embargo para lograr esta meta debemos seguir la legislación vigente, inclusive hasta cuándo vayamos a colocar el nombre a nuestro nuevo emprendimiento.

El nombre legal para una empresa es fundamental ya que esta presente en todos los documentos legales, sin embargo esto no puede hacerse de manera fortuita, hay pequeñas empresas que han adoptado sociedades limitadas o anónimas que buscan un nombre imaginario, legalmente esto se le conoce como denominación social, que no es lo mismo que razón social cómo veremos a continuación.

La diferencia radica en el tipo de nombre que le demos a nuestra recién fundada empresa, tal es el caso de la razón social, está se refiere a aquellas empresas que adoptan como nombre legal, el nombre y apellido de los socios involucrados, en cambio la denominación social se refiere a un nombre imaginario.¿Cuál es la diferencia entre denominación social y razón social?

En este sentido la denominación social hace referencia a sociedades limitadas o sociedades anónimas, las cuales deben de llevar después del nombre imaginario que se le coloque, es decir, colocamos el nombre imaginario y luego le ponemos las siglas de SL (Sociedad limitada) o SA (Sociedad anónima)

Clara y definitivamente, la diferencia entre lo que es razón social y denominación social tiene que ver con el nombre adoptado para la empresa que vayamos a montar al mismo tiempo que señalamos el tipo de sociedad que vayamos a utilizar en nuestra nueva empresa.

¿Es obligatorio utilizar una denominación social?

No siempre, porque eso va a depender del tipo de empresa que queramos montar, una empresa puede ser objetiva o subjetiva. El nombre objetivo se refiere a la denominación social, mientras que el nombre subjetivo es un indicativo de que se está refiriendo a una razón social que son sociedades colectivas o comanditarias.

Colocar el nombre a una nueva empresa no es un hecho fortuito o casual, el que se trate de razón o denominación social va a depender del tamaño de la empresa y con la cantidad de socios de la misma, pero también tiene que ver con el tipo de sociedad, si se va a utilizar una denominación social, el tipo de Sociedad debe ser limitada o anónima.