Glass y el comic de Shyamalan

La película de Glass (Cristal) se entiende mucho más si eres un lector asiduo de cómics, sin embargo, hoy analizaremos las conexiones de la película con el comic, para explicar los pilares que sostienen esta secuela.

Con el estreno se Glass, M. Night Shyamalan cierra la trilogía y concluye su visión de los superhéroes ¿Te interesa saber más? presta atención a la información que te traemos a continuación, porque te diremos todo lo que necesitarás saber.

Glass y el comic de superhéroes

  1. Night Shyamalan es el autor de los guiones de El Protegido, Múltiple y Cristal, construyendo un tema en torno al que gira la historia por completo.

Siguiendo así un mismo hilo conductor desde la primera entrega y cuyas consecuencias trascienden y se explican en este último capítulo. En otras palabras, una trilogía que proyecta un discurso sobre los orígenes de superhéroes desde una perspectiva muy única.

Por esto, propone la figura del americano medio, que dotado de habilidades excepcionales comienza a actuar al margen de la ley para ayudar a los demás.

Incluyendo a su vez a Cristal/ Elijah, el cual, cumple con ciertas características propias del supervillano o genio maligno, el mal verdadero encarnado por la bestia.

El color de Glass es uno de los puntos fuertes, sobre todo cuando refleja los colores propios de los personajes morado, amarillo y verde, algo muy representativo en los comics.

Este son los detalles artísticos que refleja una intencionalidad bien conducida a nivel visual.

Exponiendo así una iconografía que logra mostrar una alegoría del mundo fantástico de los superhéroes dentro del escenario del «gris» mundo real en el que los personajes se mueven.

Esto se destaca con grandes encuadres y planos inspirados en los cómics.

Cierre con historia de orígenes

Una de las grandes revelaciones de Glass es que el padre de Kevin es una de las 131 víctimas en el accidente del Eastrail 177, significando que Elijah también es el culpable del nacimiento de la Bestia.

Dejando una conclusión que completa perfectamente los orígenes de cada personaje, además de hacer visible este legado a cientos de personas para que encuentren su superpoder y formen su propio mundo.

En definitiva, Glass más que ser una película de superhéroes es sobre todo la reivindicación del propio director y creador con un estilo propio y autoconfianza cinematográfica, por lo que si eres fanático de este tipo de películas, Glass no te decepcionará.