LOS CELOS EN EL AMOR

El amor y los celos están íntimamente relacionados, ya que quien ama continúa frecuentemente en estado de alerta hacia la otra persona. Los celos en pequeñas dosis son saludables e inclusive pueden calificarse de románticos pero cuando son excesivos pueden resultar patológicos y llegar a causar irresoluble dolor. Como en muchos de los inconvenientes sicológicos, los celos son el comienzo y el desencadenante de una situación personal y familiar insostenible.

El primordial problema es que aunque sí se puede lograr un cierto control, su curación es realmente difícil. Una vía para dominar los celos es charlar abiertamente de ellos con la persona que se los provoca o con un terapeuta. Es fácil que en toda relación se generen celos por temor a perder al ser querido, mas hay que ser capaz de supervisarlos para lograr  una mejor convivencia, pues la persona celosa difícilmente puede serlo, ya que sus deseos por supervisar a su pareja de forma continua, y el sospechar de sus actos, le  hes incompatible para conseguir esa felicidad.

images01mvu7l9

PATRONES COMUNES DE LOS CELOS

    Dificultades a la hora de valorarse a uno mismo.

    Baja autoestima.

    Pérdidas afectivas en la niñez ocasionadas por progenitores poco valorativos de las virtudes de

     hijos.

    Patrones afectivos  mal inculcados o bien modelos poco útiles .

La mente es una de las “máquinas” más creativas que existen y que actúa de manera automática. Cuando una persona permite que los celos se manifiesten en su forma de ser y portarse, su carácter se ve dominado por ciertas ideas falsas o bien verdaderas. La persona empieza a ver cosas que no son ciertas, llegando a acusar a otras personas sin tener pruebas. El celoso con ánimo de controlar todos y cada uno de los pasos de su pareja para que no le sea infiel, logra sostener a esta como en una cárcel, e inclusive los detalles buenos que su pareja pueda tener con él, serán mal interpretados , y  rebasarían un límite.

Los celos son, como hemos dicho, la carencia de confianza en uno mismo y en la pareja. Se trata de una actitud obsesiva que encadena situaciones innecesarias que se pueden evitar bajo un adecuado análisis.

En muchos casos, la persona recelosa actúa impulsivamente, de forma inadecuada con la pareja, y en el momento en que se ha dado cuenta del error que ha cometido se arrepiente y se excusa. Sin embargo, si por la acumulación  de las situaciones negativas debido a los celos, la relación podría verse afectada.

Leave a Reply