Obbatala.

Obbatala pertenece a la religión yoruba y suele ser importante en las deidades de umbanda conocida en el territorio de Brasil, (posee una dependencia, ya que no pertenece a la religión africana ni a los cristianismos).

En la santería se relaciona con la virgen de las mercedes, (es venerada por los católicos, también se le hace llamar virgen de la misericordia). Obbatala posee otros nombres como Oxalá y Ochalá.

Es el mayor de la religión, se caracteriza por ser el creador de la tierra y escultor del ser humano. Es puro por excelencia, dueño de todo lo blanco, de los pensamientos y la cabeza.

Cuando Dios bajo a la tierra vino acompañado de Obbatala. El fue mandado a la tierra por su padre Olofin, para que hiciera el bien y gobernara como el Rey en el planeta.

Suele ser misericordioso y ama mucho la paz y la armonía. Suele ser el Abogado de la religión, lo buscan gracias a su personalidad justa que posee entre ellos. Sus hijos deben ser respetuoso.

Cuando lo invocan no le gusta que utilicen palabras irrespetuosas o se desnuden delante de él. Obbatala suele tener 24 avatares en la religión, puede tener camino masculinos o femeninos.

Obbatala tenia una hija, ésta debía escoger en base a la decisión de su padre uno de los tres pretendientes. Pero al hacerlo los dos que quedarían tomaría venganza encontrar de su hija.

Un día decidido posarse en un árbol, donde tuvo un sueño profundo al despertar tuvo una revelación que, el primer hombre que llegase con un Abani era quien se casaría con su hija, estos en esa época eran muy escasos.

Sin embargo, dentro del bosque existía un hombre que adoraba a la hija del Rey en silencio y consulto con Orula, le indicó todo lo que debía hacer, mostrando un canto tan dulce que Ikú cayó en él.

El sitiero recogió el saco y se fue al castillo donde se caso con la hija de Obbatala. Esto fue gracias a Orula, escuchó sus sabios consejos. (cabe acotar, que Ikú era uno de los hombres que hacían presión al rey para que escogiera uno de los tres).

Obbatala es quien manda sobre todas las cabezas, suelen invocarlos para evitar problemas. Es amante de lo puro, blanco y limpio, no le gusta nada relacionado a la brujería.

Suelen decir, que en su imagen es de un hombre mayor encorvado y camina lento. Pero en otros caminos suele ser joven y ágil, su bastón es una varilla metálica de color blanco.