Como cuidar los frenos del coche

Es vital tener en cuenta que, en un coche los frenos juegan un papel fundamental para evitar cualquier tipo de accidente. En caso de que requieras un cambio de pastillas de freno, lo mejor es hacerlo directamente en el taller mecánico de Aurgi, porque te encontrarás con los mecánicos más cualificados.

Sin embargo, si quieres darles la mayor durabilidad a tus frenos y conseguir un buen desempeño por parte de tu coche te recomiendo que sigas leyendo. En este post, he preparado algunos consejos para que puedas cuidar los frenos de tu vehículo de una forma efectiva.

Consejos para el cuidado de los frenos

Debes tener en cuenta que el sistema de frenos te ayudará a que tu coche se detenga de una forma sencilla. Para cuidarlo simplemente debes seguir estos consejos básicos:

Frena con el motor

El frenado con el motor es un proceso que te ayudará a que puedas mantener tus frenos en mejor estado. Especialmente cuando vayas por zonas empinadas y siempre que tu motor lo permita, será bueno evitar un esfuerzo innecesario por pare de tu motor.

En todo caso, debes asegurarte de que las pastillas de freno no se vayan a recalentar por un frenado excesivo. De lo contrario, estas comenzarán a cristalizarse y tendrás que cambiarlas mucho más rápido de lo normal.

Realiza los mantenimientos

En un vehículo son indispensables muchos mantenimientos para que puedas conseguir un buen rendimiento. El mantenimiento de tu sistema de frenado es algo básico, porque así podrás mantenerlo en perfecto estado.

Recuerda estar llevando el coche al taller para una revisión por lo menos cada 10.000 kilómetros, para verificar el estado de las pastillas y los discos. Así se pueden detectar desgastes que podrían afectar negativamente todo el sistema, o cualquier fuga de líquido de frenos que pueda afectar el proceso de frenado.

No uses las pastillas desgastadas

Las pastillas de freno tienen una vida útil que dependerá en gran medida del nivel de uso al que estén expuestas. Es por este motivo que, debes asegurarte de que las pastillas estén en perfecto estado para que puedas garantizar que el rendimiento sea óptimo.

Se recomienda que las pastillas de freno tengan por lo menos 2mm de goma para que puedan cumplir con su función. De lo contrario, al conducir con unas pastillas muy desgastadas entrará en contacto el metal de la pastilla con el metal del disco de frenado, haciendo así que se produzcan daños al mismo.