Como se deben cuidar los frenos de un coche

Los frenos son los que permitirán que tu vehículo pueda frenar de una forma adecuada y evitar así cualquier tipo de accidentes. Para conseguir los mejores repuestos para tu vehículo te recomiendo visitar despiecesde, porque allí encontrarás siempre las mejores opciones para comprar unos recambios de segunda de alta calidad.

Pero, cuidar los frenos te permitirá darles la mayor durabilidad posible a los mismos y así conseguir un gran rendimiento. Por esto, te he preparado este post con algunos consejos para que cuides el sistema de frenado de tu vehículo de una forma óptima.

Consejos para cuidar los frenos

Existen muchos cuidados que puedes tener en cuenta cuando hablamos de mantener la seguridad en tu sistema de freno. Los principales a tener en cuenta son:

Evita la cristalización

Es importante que tus pastillas de freno estén en perfecto estado en especial porque así la goma no causará daños en los discos de freno. Por este motivo, es indispensable que apliques el frenado con el motor en especial en zonas donde existan demasiadas bajadas.

Esto permitirá que las pastillas de freno no se recalienten, porque al sufrir de un sobrecalentamiento es inevitable que el material se cristalice. Si tus pastillas están cristalizadas, debes cambiarlas de inmediato antes de que causen deformidades al disco de freno.

Realiza los mantenimientos pertinentes

Los frenos tienen una gran durabilidad, pero esto no quiere decir que debas descuidarlos porque esto causará averías a tu motor. En todo caso, debes asegurarte de que harás los mantenimientos entre los 10.000 y los 30.000 kilómetros.

De esta forma, te asegurarás de mantener un buen nivel de líquido de frenos, así como de una revisión constante de tu sistema de frenos. Recuerda que, estos mantenimientos serán vitales para mantener en perfecto estado la distancia de frenado y conseguir así un gran rendimiento.

No dejes desgastar demasiado las pastillas

La mayoría de los talleres mecánicos recomiendan que hagas el cambio de las pastillas de frenos cuando estas tienen aproximadamente un 30% de la goma. Sin embargo, algunos conductores prefieren desgastarlas un poco más, para aprovecharlas al máximo y así ahorrar dinero.

Sin embargo, nunca debes dejar bajar la goma por debajo de los 3mm, por lo que una revisión constante se vuelve crucial. Si las pastillas se desgastan demasiado podrían dañar los discos de freno o el sistema de sujeción de los frenos, lo que podría costarte hasta 800 euros para reemplazarlos.