PECULIARIDADES E LA MAGIA ROJA, AMARRES, RITUALES

Magia roja se relaciona con muchas cosas, en primera instancia se la considera como la magia sexual, que se practica a lo largo los actos sexuales para tener diferentes efectos.

Eminentemente para conseguir un mayor deseo sexual y  lograr satisfacer todas y cada una de las necesidades de la persona con la que se esté en pareja.

Las prácticas de magia roja asimismo se hallan con fuerza ligadas con los acuerdos satánicos, en donde una persona ofrece su ánima a cambio de algún interés que puede ser material o bien  emocional; y como hechizo de amor, la magia roja ayuda a retener a la persona querida en contra de su voluntad.

Teniendo todo esto en cuenta podemos llegar a la conclusión de que, obviamente, la magia roja es una rama más de las prácticas espiritistas de magia negra, y por tanto, es condenada por la mayoría de la sociedad mundial. Se podría delimitar a la Magia Roja como una suerte de magia para la adivinación, la que se compone eminentemente por la utilización de sangre  a lo largo sus rituales.

untitled

CREENCIAS, CANIBALISMO Y MAGIA ROJA

El empleo de la sangre en los hechizos tiene como finalidad el cumplimiento de las solicitudes de la persona que la está practicando, y frecuentemente estas prácticas se realizan los días viernes en tanto que se piensa que el hechizo tiene un efecto inmediato debido al a que los viernes acostumbran  ser los días de mayor flujo de energía pertinente a la magia negra, por este motivo el resultado es inmediato.

Se piensa que la magia roja asimismo se relaciona con el canibalismo en una temporada en la que se pensaba que comiéndose ciertas partes del cuerpo del contrincante, o bien comiéndoselo todo, se adquirirían exactamente las mismas habilidades físicas y mentales.

La magia roja usa como medio a la sangre puesto que  ésta impone mucho miedo  además de evocar temores, deseos oscuros y pasiones.

Este género  de prácticas espiritistas pertenecen a una corriente de pensamiento mágico lineal, en donde la sangre y la carne, así sea humana o bien  animal, tienen la capacidad de transmitir todas sus peculiaridades esenciales de sus respectivos dueños.

Por otro lado, la magia roja ha considerado en alguna temporada que tanto la carne como la sangre muy frecuentemente no llegan a alcanzar la fuerza que se precisa para poder desempeñar la función deseada, salvo que éstas se activen a través de alguna práctica dolorosa, del temor o  bien de la excitación sexual en aquellos instantes en los que se está haciéndose la práctica de la magia roja.

Leave a Reply